Sobre mí.

Augusto González Martín

Vivir con sindrome de piernas inquietas me ha hecho recorrer andando muchos kilómetros tratando de conseguir un descanso nocturno como el que disfrutan el resto de mortales. Esa inquietud se ha visto reflejada en mi vida laboral y después de dedicar casi un cuarto de siglo al sector público en España y Bélgica descubrí la variedad del privado ampliando experiencias en Austria, Francia, Estonia y Noruega. A pesar de todos estas idas y venidas, al menos una vez cada año siempre he vuelto a donde están mis raices, en la Sierra de Gredos, para descansar activamente. Desde que tengo memoria, mis vacaciones siempre han implicado alguna actividad física. Con el paso de los años he sido consciente de cómo esto me ha ayudado a cuidar tanto mi cuerpo como mi mente. Esta conexión es algo que solo los años y el camino te enseñan. Como dice el poeta “al andar se hace el camino”. Hace algunos años unos amigos con ganas de seguir mis pasos me pidieron que les organizase una ruta y me pusieron dos condiciones: debería tener unos 200 km en total y ser lo suficientemente exigente como para hacer desear una buena cena y merecer descanso en condiciones. Matkamine es el resultado. Espero que lo disfrutes tanto como lo disfrutaron ellos y los que, a su vez, han seguido sus pasos.

A %d blogueros les gusta esto: